Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   27/12/2010 a las 01:39
Casas Tulou o Fujian Tulou
Foto: Casas Tulou o Fujian Tulou Xiamen tiene motivos propios para ser visitada, como parques, playa, templos... pero podríamos decir que es popular entre los turistas en China como lugar de acceso a otras zonas más internas de la provincia de Fujian, donde se haya.

Mirando las guías de viaje, no hay tantos sitios que visitar en dicha provincia. Entonces, ¿qué es lo que se puede hacer por estos lares? fácil, visitar las casas tolou que tan famosa han hecho a esta provincia como destino turístico... incluso, o sobre todo, entre los propios chinos.

Las casas tulou suelen llamarse equivocadamente Hakka Tolou, y esto se debe de que son unas construcciones que abundan entre los pueblos de esta etnia en las regiones montañosas del interior de Fujian. Sin embargo, esto llevaría a engaño, ya que en realidad otros pueblos también han hecho uso de este tipo de construcciones a lo largo de la historia. Así pues los arquitectos chinos estudiosos de la materia, se han acabado decantando por la denominación Fujian tolou, más genérica y que también fue asumida a su vez por la UNESCO. Hakka tolou quedaría pues para aquellas casas de habitantes Hakka.

Pero, ¿qué es un Fujian tolou? Básicamente es una construcción de madera y gruesos muros de adobe o barro, que alberga numerosas familias en su interior. De ahí su nombre, que en mandarín significa casa de tierra. Algunas de ellas son realmente antiguas, estimándose para la que más unos 1200 años de vida. Así pues no es de extrañar que muchas de ellas se encuentren en un estado un poco lamentable, y otras muchas en restauración.

Una de las características más reconocibles de estas casas es la escasez de ventanas, ya que normalmente sólo contaban con algunos ventanucos elevados orientados a la defensa de la casa-fuerte. Sin embargo, lo que las hace más llamativas y objeto de turismo, son las formas en que fueron edificadas, siendo las más pintorescas completamente redondas. ¿Son todos los tolous redondos? no, también existen cuadradas (hay muchas así), e incluso se pueden encontrar en forma de U. También se hace referencia a otras formas geométricas, que yo no he tenido el gusto de encontrar.

Existen muchísimas de estas casas, y es hasta posible alojarse en ellas si así lo quiere el turista. No es tan mala idea, pero a mí personalmente no me apetecía demasiado, comparando prestaciones ofrecidas por el precio, con otras ofertas de pueblos más accesibles y mejor comunicados. Vamos, que por unos 50-80 yuans en la zona de los Fujian tolous, se encuentran hotelillos bastante majos que en comparación con los precios, algo bastante más elevados, de las habitaciones de un tolou, suponen la opción más atractiva.

Se puede acceder a la zona, cuya ruta de tolous consta como de 6 zonas principales, visitables en 2 ó 3 días, o bien desde el norte en tren (Shanghai, por ejemplo), o bien desde el propio Xiamen (tren, autobús). Para moverse entre los distintos pueblos, hay ciertos autobuses útiles para estos desplazamientos, aunque para luego llegar hasta los tolous más emblemáticos, haya que acabar negociando con el dueño de alguna motocicleta, que cargará hasta con dos de nosotros, por un precio a convenir. Sí, algo se puede y debe regatear. Esta gente saldrá a nuestro paso al bajarnos del autobús o en la salida de las estación de trenes.

La zona con la mayor concentración de estas casas Hakka tolou, está comprendida entre los distritos Yongding y Nanjing. Aunque es un poco jaleoso llegar hasta cada uno de los pueblos, se puede hacer, hablando con la gente del lugar... aunque mucho no hablan inglés, que se diga. De nuevo, tuve mucha suerte de ir con quien iba.

Cabe destacar que si se está muy interesado en esta visita, y sobre todo en realizar fotos de calidad, hay que tener en cuenta que la región montañosa en donde se ubican estas casas, está siendo objeto de numerosas obras de extracción de piedra (parece una cantera gigante) y otras obras de construcción de carreteras e infraestructuras turísticas. No es una exageración decir que hay una constante nube de polvo que puede arruinar las espectativas de todo amante de la fotografía, sobre todo teniendo en cuenta que a ciertas horas la luz que cae sobre el terreno es excesivamente dura, conllevando fotografías con partes excesivamente quemadas y partes completamente subexpuestas. Difícil tarea. Aparte, dicho polvo en suspensión es molesto para las tomas y para los pulmones delicados.

Otra cosa que cabe señalar es la mención de la UNESCO a los tulous, los cuales fueron incluídos en su lista del Patrimonio de la Humanidad en 2008: ejemplos excepcionales de una traducción constructiva y funcionalidad ejemplificando un tipo particular de residencia comunal y organización defensiva y, en términos de su relación armoniosa con su entorno. Ahí queda dicho. La pena es que como ya dije, muchos de ellos están en las últimas, por el paso del tiempo, y por cómo se vieron afectados por numerosas guerras de diversa índole que azotaron China durante siglos.

Una anéctoda curiosa. Desde que hace unos años el presidente de China decidiera hacer una visita con interés cultural en la zona, las instalaciones turísticas están creciendo (y más que van a crecer) de manera rápida, pero lo que realmente lo señaló como objeto de interés turístico, dicen que fue una historia de finales de la guerra fría con Estados Unidos.

Y es que, según se cuenta, en 1986 Ronald Reagan ordenó vigilar mediante satélite esta región del sureste chino, y se encontraron con estas extrañas edificaciones redondas, que parecían inequívocamente almacenes o lanzaderas de misiles. El temor a ello les llevó a investigar sobre el terreno... y se encontraron con estas curiosas casas, que lejos estaban de albergar dicho armamento, entre sus mazorcas de maíz colgantes y las gallinas y polvo que allá se amontona. Aunque no se encontró nada de interés para la CIA, esto supuso un descubrimiento de las Hakka tolou, que comenzaron a atraer a los propios chinos que hasta entonces, o lo desconocían por completo, o lo verían como una paletada más.

Otra curiosidad es el parecido que tienen con las grandes casas de tipo Kasbah que encontramos en el Marruecos central, también de adobe y de gruesos muros, cuya peculiaridad principal es la ausencia de ventanas al exterior. Sin embargo, suelen ser de tamaño menor que las Fujian tolou, y de formas más complejas, aparte de que no sirven de alojamiento a tantas familias como en el caso chino, que pareciera tratarse más de un pueblo en pequeñito que de una casa.

A lo largo de estos días iré subiendo algunas de las muchísimas fotos que saqué, algunas mejores que otras... así que paciencia... :D

Visto: 407 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Casas Tulou en Fujian LXV Casas Tulou en Fujian LXI Casas Tulou en Fujian XIX Casas Tulou en Fujian XLI Casas Tulou en Fujian LXVIII Casas Tulou en Fujian LXVII Casas Tulou en Fujian LXVI Casas Tulou en Fujian LXIV Casas Tulou en Fujian LXIII Casas Tulou en Fujian LXII Casas Tulou en Fujian LX

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC