Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   06/04/2011 a las 09:31
Guatemala y la quema del Diablo
Foto: Guatemala y la quema del Diablo Ya ha pasado mucho tiempo desde que cogiera el vuelo de vuelta a Madrid, desde Guatemala, y olores, colores e impresiones se desvanecen hasta casi desaparecer por completo. Seguramente están perdidos entre el maremagnum de recuerdos de estos meses, o más bien este último año.

Sin embargo, sí puedo recordar algunas cosas que tuve la suerte de presenciar. Viajé a Guatemala como un mes antes de Navidad, por lo que el ambiente era especialmente religioso y pude ver alguna que otra ceremonia y rito interesante.

La quema del Diablo es una de ellas. Bueno, primero de todo, hay que decir que los guatemaltecos o chapines sienten verdadera locura por los petardos. Cualquier excusa es buena para montar lo que en otros países consideraríamos casi un atendado con bomba. Recuerdo que alguna noche mi crispación llegó a superar el límite cuando de tanto petardo y cohete daba la impresión de estar en Faluya en sus momentos más calientes. Un tanto estresante.

En la quema del Diablo, que se velebra cada 7 de Diciembre, es tradición hacer esto y un poco más: no sólo se hinchan a reventar pertardos por doquier, hacer volar numerosos ingenios de pólvora y color y prender bengalas, lo cual puede ser hasta divertido, sino que hacen acopio de una buena cantidad de basura y la meten dentro de piñatas con diversas formas (la más típica sería la del diablito), y la condendan a ser pasto del fuego purificador, representando así también la purificación espiritual y la liberación de pecados.

Tiene su encanto, su magia especial, ver niños, chavales, padres, familias enteras, apostados en las puertas de sus casas o parapetados tras montañitas de basura, llenar el aire de fuegos de colores y humo con fuerte olor a pólvora... . Las piñatas arden rápido en medio de lo que a veces se convierte en una batalla de petardos, y algunos fuegos artificiales se pueden ver coronando algunos barrios en lo alto del cielo.

Evidentemente todo esto tiene unas implicaciones medioambientales considerables. Guatemala es, hasta dodne yo pude observar en el casi mes de estancia que pude disfrutar, una ciudad (y quizás un país) con un fuerte problema de contaminación: sus coches son antiguos y reciclados, por lo que el aire hiede a gasolina mal quemada y a humo. Tienen un patrimonio natural impresionante, pero no parecen suficientemente concienciados con el cuidado del mismo. La limpieza de calles y temas como el reciclaje no están tampoco entre sus prioridades. Y la quema de basura, kilos y kilos de pólvora y demás, que ocurre cada 7 de diciembre, tiene contentos a los ecologistas... tan contentos que tratan de hacer toda la presión posible para la prohibición de este rito.

La gente se defiende de las pretensiones de los ecologistas alegando que la quema del diablo es una de las tradiciones más importantes de Guatemala. La Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) y otros grupos ecologistas trabajan duro en su campaña contra la quema de plásticos en estos días, y creo que a día de hoy, la quema de esta basura está ya prohibída, pero sólo hace alta estar ahí para ver que no todo el mundo cumple ésta ley (ni otras tampoco).

En cualquier caso, si uno pasa por ahí en esas fechas, es obligatorio el presenciar y disfrutar de esta tradición.

Visto: 171 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Ahi tirados Encantador de serpientes en Manali Toro ataviado Altar chino Preparadas para la ofrenda Ofrendas a los monjes...de madrugada! Ofrenda a los monjes Devotos Ofrendas Esta foto si que es extrana... Interior de templo

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC