Desastrecajon

Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   14/07/2011 a las 16:36 Valoración: 6
Esos simpáticos... ¡gorgojos!
Foto: Esos simpáticos... ¡gorgojos!

Ay, los gorgojos... suenan a pasado, ¿no es cierto? Suenan a cosa de pueblo, de abuelos, a cachondeo. No miento si digo que cuando los conocí me cayeron bien, simpáticos, los primeros días, semanas... hasta que acabé hasta las mismísimas.

El gorgojo es un escarabajo de pequeño tamaño, que parasita el grano tanto en cultivos como en en almacenaje. Tanto en grandes almacenes... como en casa. Según parece, es la principal amenaza de los cultivos de arroz y otros granos. Es difícil deshacerse de ellos, una vez te invaden, y pasan como digo de ser un animalete de aspecto simpaticón a ser un auténtico coñazo.

Doctor, tengo el gorgojo. ¿Soy un bicho raro?

No si vives en un sitio cálido, como yo, que vivo en un país subtropical. Normalmente el grano viene limpio, pero a veces pueden tener pequeños huevos de donde salen primero uno, luego otro... y la cosa se complica. También pueden venir de la casa del vecino y tomar tu cocina. La madre hace una pequeña perforación, coloca un huevo dentro del grano, lo sella de nuevo, y del grano va creciendo una pequeña larva que se aliimenta del grano anfitrión, hasta convertirse en un mono escarabajito, bastante gracioso él.

El ciclo del bichejo cabrón se ve favorecido por las temperaturas moderadamente altas , entorno a los 30 grados (¡coño, como en mi casa!). Así que si vives en Asia o en centroamérica o en un lugar especialmente cálido, prepárate, si es que piensas almacenar grano en cantidades, como hago yo (sí, por eso de ahorrar...).

Tengo gorgojos... y ahora ¿qué?

Pues ahora a trabajar en ello. Lo primero, quizás asuste a algunos eso de tener insectos entre su comida. Bueno, aunque en algún sitio he leído que sus excrementos pueden ser tóxicos, tranquiliza saber la cantidad de gente que se come tranquilamente el arroz aderezado con este bicho. Nuestros abuelos, o alguien más viejo, se los tenía que quitar de vez en cuando de entre el arroz que iba a cocinar, o quizás se metía alguno que otro en la boca. Además, el bichito ha transformado la proteína vegetal en animal. Un complemento para el arroz, vaya.

Sin embargo hay que reconocer que no es del todo agradable, y quizás no sea del todo higiénico, y sobre todo, o te libras de él, o te acaban echando de casa. Así que algo habrá que hacer.

Empezando por matar a todo gorgojo que te encuentres por tu casa.

Pero lo más importante, es ir directamente al grano.

Ir al grano: ni un gorgojo más

Bueno, vamos al tema. Para acabar con una plaga no sólo hay que matar a todo bicho viviente, para que no nos jodan más y para que no jodan entre ellos y nos lo llenen todo de retoños. Además habrá que evitar que esos huevos lleguen a algo más.

En mi primer intento, fruto del cabreo y de un sanguinario deseo de verlos sufrir, lo primero que hice fue lavar el arroz (mucho, pero no todo). Esto es válido y aconsejable antes de cocinarlo, pero no si se pretende almacenar por largo tiempo, y menos aún si no se dispone de medios apropiados para el correcto secado. Así pues, no es la mejor opción.

La mejor opción, totalmente efectiva, para eliminar los huevos, las larvas y los escarabajitos de los huevos, es congelar el arroz. 24 horas es suficiente garantía.

Para ello se ha de disponer de recipientes estancos, el arroz debe de estar lo más seco posible, y se ha de meter totalmente cerrado por más o menos un día entero. Pasado el tiempo, se saca, y se mantiene en el mismo recipiente, sin abrirlo, hasta que continente y contenido se atemperen. De otra manera, la humedad se condensaría y humedecería el grano.

Y ya que tenemos un recipiente estanco, ahora mantendremos el grano (y la pasta, galletas, etc) en recipientes estancos, de tal manera que nos evitaremos posibles invasiones futuras.

Toxicidad, peligros, etc

Vale, quizás yo sea un guarro porque ahora me esté cociendo un arroz con setas... y gorgojos. Quizás. Depende de cómo se mier, y quién lo mire. Hay países donde es lo más normal del mundo comerse cualqueir cosa que al otro lado de la pelota pondría los pelos de punta.

Ahora que ha ocurrido lo del e.coli en Europa, tan civilizada ella, algunos pueden temer lo peor de este simpático y pesado escarabajito. La buena noticia es que es totalmente vegetariano, así que ni e.coli ni otras enfermedades.

Por otro lado, no sé cómo lo come la gente, pero yo cuezo el arroz.

¡Espero que esto sirva de ayuda!

PD: ya acutalizaré formato y demás, que ahora no tengo tiempo ni pa ná.


Visto: 9523 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Comer en China Insectos chupa chups Ranas fritas Coco La sopa Arroz negro La barbacoa Perro loco El color de la guindilla Tod empezo por un maldito grano

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/desastre/public_html/librerias/jMVC/libs/HttpResponseX/HttpResponseX.php:70) in /home/desastre/public_html/librerias/jMVC/libs/HttpResponseX/HttpResponseX.php on line 53

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/desastre/public_html/librerias/jMVC/libs/HttpResponseX/HttpResponseX.php:70) in /home/desastre/public_html/librerias/jMVC/libs/HttpResponseX/HttpResponseX.php on line 54

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/desastre/public_html/librerias/jMVC/libs/HttpResponseX/HttpResponseX.php:70) in /home/desastre/public_html/librerias/jMVC/libs/HttpResponseX/HttpResponseX.php on line 61