Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   22/07/2011 a las 19:38 Valoración: 1
Sin horizonte en la bruma
Foto: Sin horizonte en la bruma

Bueno, empecemos por reconocer que cierto grado etílico venido a más puede condicionar los vericuetos de esta perorata.

Hace ya unos seis meses... casi siete, o más, que llevo viviendo en Taipei, Taiwán. Vine con la intención de quedarme, o al menos sin fecha de retorno, lo cual ya es algo o bastante.

Miro hacia el pasado y veo un montón de extrañas figuras. Miro al presente, y veo bellas piernas por doquier, erotismo y exotismo todo en uno, aunque a mí me pille demasiado tranquilo. Miro hacia el futuro, y esbozo una sonrisa, al ver que no hay nada concreto, sino una proyección de los últimos meses: futuro, posibilidades impredecibles, todavía algún camino de escape hacia el pasado y un montón de posibilidades alocadas. Sí, todo esto suena mejor a corto y medio plazo que a largo... pero... ¿quién puede hablar de dentro de 10 o 20 años? yo no soy esa persona, desde luego.

Viajando en el autobús, con esas cervezas que iba buscando en menor grado de lo que he obtenito en esta noche de compadreo, no hablemos del Whiskey añejo, los azules y naranjas se ven dominados por los grises en la noche, y farolas y puentes y semáforos y estampas se van repitiendo a modo de surrealista o hiperrealista iteración; el alcohol hace acto de presencia y a modo de nubecilla entumece mi frente, mientras un sentimiento de realidad más allá del presente y de lo físico se apoderan de mí: hace tiempo que Baco no me esclaviza de esta manera, aunque si nos atenemos a los hechos y no a la poesía, en realidad no sea para tanto.

Hace un mes o así que me rendí casi contento ante una empresa. Cierto es que no puedo compararme con la mayoría de la gente que conozco, los cuales ya están adquiriendo ventajas estratégicas para un futuro mejor, o disfrutando de privilegios para los más escogidos; no sé muy bien dónde quedan los más escocidos. Pienso en estos hechos, en estas ideas, y en las anteriores, así como en otras quizás a estas alturas infables, en una mezcolanza de Español e Inglés, que si bien este último no es lo que debiera de ser, al menos se ha adueñado de mi día a día e incluso de mis sueños como si lo fuera. Pienso así mismo en cómo el Inglés está presente y cómo quizás llegue el día en que Inglés y Chino sean algo natural en mí. Miro a través de la ventanilla y veo paralelepípedos de cemento, estructuras de metal, y diversos planos, en tonos naranjas y grises, avanzando impertérritamente ante tanto pensamiento vano, etéreo. Pero ya he entrado en la rutina casi estable.

Y pienso en piernas, en sensualidad de diversos tipos, en miedos, fracasos, añoranzas, vacíos presentes, pasados y futuros, en mis compañeros de trabajo y de mesa (en el restaurante) repitiendo entusiástica y enérgicamente "cuchillo", "cuchara", "tenedor", y todo es uno y uno es todo. Y yo riendo como un descosido. "cuchara, cuchillo, tenedor".

Curioso. Hace tiempo que no me siento así, y algunos parámetros han cambiando, innegablemente. Al menos, podríamos decir que no vengo de una noche de jazz sino de simple cerveceo en un bar español donde las cañas han volado, aunque yo sólo pidiera una.


Visto: 136 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Taipei 101 entre la bruma Taipei 101 entre la bruma... naranja Haciendo autoestop UFO: restaurante estreambótico en lo alto de un puente eslovaco Bratislava Hombre en serradero en Guatemala Metro de Shanghai Paso de peatones en China Metro de Shanghai Puente en el lago de Hangzhou Ahí estoy yo de nuevo

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC