Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   09/09/2011 a las 18:55
Hay que tener una opinión
Foto: Hay que tener una opinión

Ésta es una filosofada vieja; en la actualidad, se prima el tener una opinión propia. No, no es que se valore mucho, perdón, es que hay que tener una opinión, y además, defenderla como si se poseyera la verdad absoluta.

Es un tema complejo... a ver si me explico correctamente. Debemos tener una opinión sobre todo, extrema, y clara, cuando obviamente no estamos ninguno en condiciones de poder hacerlo. Pero tenemos que tomar muchas decisiones sin tener tiempo de meditarlas (y qué le vamos a hacer), y además tenemos que esgrimir lo que creemos que son argumentos, pretendiendo aplastar con supuesta lógica de meridiana claridad a todo aquel que difiera de nuestra forma de apreciar la realidad. No me gusta usar esta expresión, pero "la sociedad en que vivimos" nos pide, nos lleva, a esto y a más.

Hay por ejemplo una tendencia general hacia el ateísmo que pretende adueñarse o ser vocal de La Ciencia, que se ríe de, por ejemplo, creer en un dios (es curioso, la de científicos religiosos o creyentes en un dios que hay, pero siempre te vendrá alguien que habla en nombre de la ciencia por la que no ha hecho nada en su vida y te dirá cómo de idiota es creer en un dios). Bueno, entre copas de algo que acá osan en llamar vino, y copas de mi fabulosa hidromiel casera, hablábamos un americano y yo sobre temas parecidos a éste, y coincidimos en cuán ridícula es esta pretensión que apesta a ciencia: acosan y acusan a la religión, en nombre de La Ciencia, y acaban convirtiendo dicha Ciencia en una religión más, en la que tienes que creer al pie de la letra, aunque sea más que obvio su incapacidad de explicar cientos de cosas, o más divertido aún, que durante toda su existencia se ha estado contradiciendo, día tras día (la mayor parte de las veces para bien).

Nadie tiene tiempo siquiera de recabar que es cierto todo lo que supuestamente La Ciencia dice, o siquiera que lo dice. Nadie tiene tiempo de leer si ese estudio está refrendado, o es acaso discutido o discutible. Nadie tiene tiempo en esta vida para mirar en detalle nada de nada. Algunos salen mejor parados que otros... o eso creían, y ahora nos reímos de las burradas que dijeron en nombre de La Ciencia Infalible. Una píldora: una interpretación totalmente gilipollesca que una doctora en Sociología hizo hace unos días sobre una foto en la que supuestamente unos toros de lidia se cagaban de miedo, literalmente. Si también hay gilipollas haciendo y firmando estudios, desde sus cátedras.

Pero esto no es un monólogo en contra de La Ciencia. Ni siquiera en contra de los que se creen sus abanderados. Ni tampoco de los que se escudan en cuanto pueden tras las palabras de ese sintagma nominal tan manido. Es más bien una reflexión que me viene de hace tiempo, y que me hace gracia cada vez que me topo con algún ejemplo.

Por ejemplo, hoy mismo, leyendo El País. Resulta que nuevos hallazgos hacen replantearse la línea ascendente del ser humano. Qué no se podrá decir entonces de todas las pajas mentales a propósito de los hallazgos arqueológicos, acerca de civilizaciones, sociedades, y su forma hasta de pensar y hasta de cagar. Pero, esto, también me da igual.

Creo que en parte es culpa de la televisión, con unos ejemplos más que claros de cómo no deberíamos de ser y debatir, o mostrando siempre ejemplos de seres muy seguros de sí mismos. Y en parte de Internet, donde pinchas en cualquier enlace y te encuentas siempre a doscientos expertos debatiendo acaloradamente con unos argumentos que tienen más de insulto que de argumento. Pero también es culpa de una forma de vida hipercomplicada, que requiere toma de decisiones contínua, y un nivel de madurez (no estoy seguro de esto que escribo) en muchas circunstancias en las que en realidad, de tener una vida más sencilla, no serían necesarias.

Otro ejemplo sacado del mismo periódico: el rey de Marruecos (un mamón), se está reacondicionado uno de sus palacios, con tropecientos trabajadores filipinos. Chascarrillos picajosos al canto por parte de alguno:¿por qué no contrata a sus propios ciudadanos, en vez de mandárnoslos a España a trabajar de ilegales? Bueno, pues sí, tiene su buen punto de demagogia, pero no más que los argumentos que suelen esgrimir los modernos izquierdistas que se escandalizarían de semejante pregunta. Pero ambas posturas, siempre se llevarán al máximo. Y además, todos están muy informados de lo bien o mal que se vive en España y en Marruecos, todos tienen unos conocimientos profundísimos de estadística y sociología y por lo tanto, han podido interpretar correctamente los informes de las numerosas fuentes con las que se han formado su intransigente opinión sobre esto y aquello.

Y ésta es precisamente la moraleja: normalmente me fío más de quien habla con mesura, y adopta posturas intermedias, entiendiendo que no hay blanco ni negro absolutos, y que seguramente desconozca más de un parámetro cuando opina, que de aquellos que tienen todo clarísimo, y hablan en términos absolutos. Me fío más de los primeros, y más y mejor si hablan de su propia experiencia, y mostrándola como tal que es.

Recuerdo cuando me leí un libro que se titulaba "historia de la prehistoria del hombre", o algo similar e igualmente ambicioso. Era un libro que trataba básicamente de la supuesta evolución de la raza humana, y de lo que se "sabía" de la prehistoria. Así mismo me leí a continuación otro libro más cercano al ámbito la medicina, y que igualmente era muy antiguo (unos 50/70 años, tiempo en el que la visión sobre estas cosas ha cambiado radicalmente muchas veces). Se los ofrecí a un amigo porque los encontré interesantes, pero él los rechazó, por obsoletos. Y aquí es a donde también quería llegar: no sólo nos interesa saber datos concretos, sino entender cómo creamos la información, cómo interpretamos las cosas, según el contexto histórico.... y tantas otras cosas.

Para una persona como yo, con poca memoria, pero con su relativamente buena dósis de lógica y tendencia a lo abstracto, éstas son cosas "de provecho", y que me refuerzan en mi creencia en la necesidad de una moderación para un entendimiento y un verdadero conocimiento, más allá de los datos, más allá de las discusiones de eruditos de Internet.

PD: Enlazando con lo de Marruecos, un amigo marroquí, cuando le digo que los profesores en España viven de puta madre, me dice que no lo cree, por lo que ha leído de las manifestaciones en los periódicos. O Dice que en España están igual que en Marruecos, en vista de las manifestaciones y de la represión policial que ha salido a la luz en los periódicos. Y yo, me río de lo que entiendo como ingenuidad, pero a la vez, me da que pensar. Más allá de Marruecos o España, esto o lo otro, sino en cómo argumentamos, y cómo se puede llegar a estar tan seguro de cosas tan ...


Visto: 222 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Festejando el amarillo Biblioteca pública de Beitou, en Taipei Esta frase me gusta. Ahi tirados Karaoke en Shimla Encantador de serpientes en Manali También hay locos en Hong Kong paraguas Los libros que pille Partidita Chinos en formación
 #1 Avatar de ibtissem   ibtissem   14/09/2011 a las 22:26
que inspirado. Los puntos medios son lo ideal no solo en las opiniones tambien en las aptitudes y actitudes. Te dejas algo..no solo se trata de la mediatizacion, sino del contexto. Por mas sencillo que sea la vida de uno. Todo nos condiciona. Pero en ese mismo condicionamiento debemos al menos entender porque nacen los juicios de otros, no los juicios en si, sino porque son emitidos. Todo tiene una causa. Se debe ser tolerante con los intolerantes?..te dejo ahi la pregunta por si te ves inspirado. cheers

 #2 Avatar de jesus   jesus   15/09/2011 a las 11:41
Pues esta entrada tiene un poco de trampa, si consideramos que son un opinador nato jajaja... .Pero bueno, en realidad va contra estas discusiones que la gente se monta en base a lo que dicen ser argumentos solidos, y que no son otra cosa que poses aprehendidas... Respecto a tu pregunta, tengo una postura un poco ambivalente, pero en general, como digo arriba, echo pestes de los radicalismos (a pesar de a veces pecar yo mismo).


Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC