Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   26/08/2013 a las 08:14
Tanto CO2 no podía sino hacer un planeta más verde
Foto: Tanto CO2 no podía sino hacer un planeta más verde

Hace un tiempo retomé mi afición por los bichos en urnas de cristal, con más o menos agua. En España tuve un acuario con peces y tritones, que acabó conviertiéndose en acuaterrario. Bueno, acabé convirtiéndolo yo. Ahora tengo dos acuarios de agua dulce, con diversos peces y plantas, y uno marino, con sólo Dios sabe qué esquivas criaturas.

Mirando cómo mantener unas condiciones propicias para las plantas acuáticas, vi que hay cierta tendencia a pensar que es absolutamente necesario el dotar a tu acuario de un sistema difusor de CO2. Esto, obviamente, no es del todo necesario, si bien puede potenciar las posibilidades. El tema es algo que ya sabíamos desde primero de E.G.B.: que las plantas necesitas, entre otras cosas, CO2 para su ciclo fotosintético. CO2, más luz, más componentes nitrogenados y otros elementos, y tu planta vivirá feliz limpiando de mierda el agua y oxigenándola para que tus peces vivan felices y tal.

Como cualquiera que me haya leído dos veces sabe ya, vivo en Taiwán, que es el sitio donde hacen tus HTC y otros smartphone, numerosas tarjetas integradas para tu ordenador, como tarjetas gráficas, placas base, y demás. El negocio de los semiconductores, así como el del plástico y los vehículos a motor de dos ruedas (en concreto las odiosas scooter) son y han sido el groso de la industria de la isla de Taiwán durante las últimas décadas, una industria que produce bonitas chorradas que el típico europeo o americano consume con compulsividad y deleite, y a la vez una industria gris que genera una cantidad de mierda, incluído el CO2, cuanto menos molesta para la nariz. 

Dicha industria da trabajo a muchos miles de personas, que como el resto de la abundante sobrepoblación, acuden aquí y allá en sus scooter principalmente (los peces gordos en coches de lujo), añadiendo más y más producción de CO2.

No es difícil que a un acuarófilo (peores cosas me han llamado), viviendo en tal ambiente, le dé por reflexionar en el fondo, tanto CO2 no puede sino venirle de perlas a las plantas, que junto con las abundantes lluvias que recibe el norte de la isla, parecen disfrutar de unas condiciones idóneas para desarrollar su asfixiante presencia.

Pues bien, no sólo tenía razón, sino que leo que recientes estudios prueban que el aumento de la producción de CO2 por parte de los humanos ha provocado a su vez una mayor proliferación del reino vegetal en todo el planeta. Esto debería de ser motivo de alegría para nosotros los Españoles, o quizás para todo el mundo en general, dado que no sólo generamos cada vez más CO2 sino también más cantidad de mierda con la que tenemos que vivir a diario, y quizás la sabia madre Naturaleza nos esté echando una mano como puede, para compensar lo marranos que somos.

Es tan sólo una idea, eh. En cualquier caso me alegra comprobar que un pensamiento lógico, producido por una bonita afición, se demuestra y sale en las noticias.


Visto: 35 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Jodido Pollo Torres de alta tensión II Una mas de verde Un poquito de Avatar, por favor Otro mono Mas tipo Avatar... Otro sapo Siguiente del primer sapo Primer sapo Mono cabron Libelulas

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC