Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   02/02/2016 a las 04:20 Valoración: 1
Whiplash: ¿una película sobre jazz?
Foto: Whiplash: ¿una película sobre jazz?

Tengo que decir que a pesar de que me gusta mucho el jazz, ni soy un experto, ni tengo la memoria que quisiera, por lo que no puedo hacer análisis super profundos y defenderlos con muchos ejemplos en esta crítica cinematográfica.

Empezaré diciendo que la película en sí no está mal, pero tampoco es el novamás. Yo defiendo que las películas tengan una trama que vaya más allá de la moral, que se centren en contar una historia con la que puedas empatizar o no, que puedas estar o no de acuerdo con las posturas de sus personajes. En ese sentido no tendría ninguna objeción a la historia en sí. La historia de la película, la que te contarían sus personajes principales si se tomaran un café contigo, es directamente inmoral. Por eso empiezo diciendo que no me parece mal, a priori, que una película cuente algo que moralmente esté mal. Es lo mismo que una película sobre atracos a bancos.

El problema es que la película, en concreto el final, parece que quiere "dar la razón" a los personajes. A lo mejor me equivoco, pero así parece.

El uno es un psicópata obsesionado con los baterías de su orquesta y que tiene de profesión profesor de música, aunque en la película no se vea en ningún momento el qué enseña o cómo. El otro es un chaval con el deseo (o fantasía) de llegar a ser un batería rompedor, el mejor de su época, el nuevo "Charlie Parker¨ de la batería. Sí, suena un poco así...

El problema como digo es que al final, y tras alguna que otra cosa que pasa en la película, el director parece indicarnos que la historia culmina con el sueño de ambos personajes cumplidos: el profesor ha logrado revelar el mejor de los músicos que el alumno lleva dentro, mediante métodos basados en el insulto, la humillación, y el desprecio, y el alumno, que llevaba sin tocar un tiempo indeterminado, logra un supuesto éxtasis musical (tras un primer intento fallido de tocar bien) gracias a lo que podemos resumir en dos pilares: soberbia y destrozarse las manos para pretender ser más rápido y exacto. Sí, amigos, la película parece indicar que para ser un buen batería de jazz hay que tocar a velocidades en las que suena ridícula, y que el estar sin practicar unos meses (¿años?) tampoco importa tanto, mientras tengas la soverbia de Dios.

Pero de nuevo, a lo mejor el director sólo quería mostrar una historia, en la que los personajes mal que bien realizan sus sueños, que tienen más de ilusión y alucinación y psicopatía que de realidad. Lo que pasa es que parece que el director parece participar de esa visión... o si no, ¿por qué la historia se muestra desde esos dos puntos de vista, que además parecen confirmarse, y no hay un contrapunto de alguien externo a esa alucinación? Porque de haberla, es poco antes del final de la película, pero el final parece darles la razón al Metrónomo Humano y al Profesor Vejación.

En cuanto a la música, el jazz, y ser el mejor... como digo, la historia no tiene por qué ser moralista, podría ser una descripción de unos hechos. Si los hechos descritos son la realidad de las escuelas musicales en EEUU, entonces no entro a decir nada, porque la desconozco, y además es probable que con tanta competencia haya gente que pase por situaciones similares a la descrita en la película.

Pero la película NO puede ser un referente para ni un reflejo del jazz. Lo primero porque el jazz que vemos en la película es uno muy concreto, el de banda orquestal profesional, para auditorios y mierdas así, y que se dedica a repetir estándards al pie de la letra.

Lo segundo, porque la Música con mayúsculas, y en especial el JAZZ con mayúsculas, no va de repetir nota por nota lo que alguien en su día esribió, y tratar de hacerlo con la mayor perfección y velocidad posibles. La música es expresión, el jazz es expresión, creatividad, e IMPROVISACIÓN.

El ejemplo de super hombre del jazz al que tanto recurren en la película, Charlie Parker, no fue uno de los grandes saxos de la historia del jazz por su perfección o por su velocidad o técnicas (que no digo que fueran malas), sino por ser innovador, por ser creativo, y por romper moldes. Por tocar lo que a muchos les causó rechazo y trataron de locura musical.

¿Qué hacen el puto profesor chiflado y el alumno obsesionado con ser el mejor en el mundo de la música? ¿ganar competiciones escolares? ¿tocar muy rápido y muy perfectamente? ¿hacer un puto sólo de bateria que llegue al corazón de un profesor tarado?

La película NO VA DE JAZZ. Puede ir de obsesión, de superación, de enajenación... hasta del mundo académico y profesional de la música, pero como película de jazz estoy seguro de que sólo ha levantado risas y cejas entre músicos de jazz.

Un profesor que en toda la película no dice nada realmente didáctico o inspirador, cuyo método es el insulto y la vejación, y un alumno con buena memoria que con el tiempo gana en soberbia y en técnica, pero al que sólo se le ve repetir y repetir (excepto en el final de la película, en el que parece que hace su primer sólo, su primera cosa creativa).

Creo que esto ya estará dicho en la red, esto o algo muy parecido. No quería redundar en lo mismo, pero tampoco puedo dejar de escribir estas líneas tras ver una película que va supuestamente sobre algo que tanto me gusta, y de la que tenía muchas expectativas...


Visto: 200 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Un poco de jazz en Taipei Jam session de jazz en La Fídula Piano Herbie Hancock Avishai Cohen Noche en el Sappho VII Noche en el Sappho V Noche en el Sappho IV Noche en el Sappho III Noche en el Sappho II Noche en el Sappho VIII

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC